5 feb. 2013

ENCIERRO AJALVIR 2/2/13

A Toro Riesgo!!!!


ENCIERRO AJALVIR 2/2/13


Tercer y último día de encierros en Ajalvir en la feria de San Blas 2.013. Muy bueno el ambiente en los prolegómenos, que hacían que poco a poco fuese cayendo el aire frío y se pudiese estar al Sol.

Estaban los de siempre, alguno venía de lejos, Roa, Cuéllar, Valladolid, los más de Madrid y Guadalajara. Nos alegrábamos al poder charlar con el corneado el domingo anterior, con muy buen humor, nos decía que estaba contento porque no había perdido fuerza y que tenía ganas de ir a Ciudad Rodrigo aunque fuese a dar un chaquetazo. Frena un poco le decíamos, ahora toca sufrir las dolorosas curas, pero que importante es verte una semana después con esos ánimos y más cuando tenías una cornada con dos trayectorias de 20 cm.

Este era el lado positivo antes del encierro, el negativo una vez más lo protagoniza la policía, y es que nos enteramos que se personaron en el hospital de Torrejón, no para interesarse por el herido, sino para tomarle los datos para denunciar porque según ellos dio un recorte al toro. El herido, tuvo que demostrar con fotos que él hace su carrera y se quita como buenamente puede del primer toro, arrimándose a la pared por la que viene barriendo el segundo que no puede hacer nada para quitárselo de encima.

Volviendo al encierro, se soltaron tres toros de capea de la misma ganadería del primer día, de Sierra Borja. Bastante mejor presentados y con más juego que los primeros.

El primero de los encierros, el toro colorado se resbaló en la primera curva, y siguió a gran velocidad hasta la plaza, aunque iba sacando la cara, no derrotó en ningún momento.

La segunda suelta fue más movida. Al toro negro herrado con el 8 y guarismo 8 al igual que sus hermanos, se le pudo parar de salida y se le dieron buenos quiebros y rodadas. Inició la marcha hacia la plaza muy lento, parando en al final del primer vallado y echando la cara arriba, hasta la última barrera. Llegó al cruce con la calle Covachuelas y retrocedió hasta la curva de la iglesia. Nuevamente se le citó y se pudo conducir al toro, sin la ayuda de los mansos, y sí con muy buenas carreras de los mozos hasta la plaza.

El último de los toros fue muy parecido al primero, dio la curva después que los mansos, y fue atendiendo a los cites que le hacían sacando la cara, pero sin llegar a pararse. Hizo un primer tramo de calle a gran velocidad, haciendo que un mozo con forro rojo se tuviese que salir a su izquierda porque le ganaba en carrera. Cogió rápidamente a los cabestros adelantándoles en la doble curva y entrando unos metros por delante en la plaza.

Luego soltaron los toros en una capea en la plaza. Media entrada registraba, y es que en la sombra con el aire que soplaba casi no se podía estar. Buenos recortes y ajustados se realizaron, incluso algún valiente se atrevió a dar unos muletazos y capotazos, algunos de ellos de bella factura.

Al salir nos encontramos con un encierro chiqui, que bonito es ver esto por las calles, como disfrutan los más pequeños, incluso se subían a las talanqueras simulando a los mayores.

Por último, fuimos invitados por la Peña El Martillo a tomar un caldo en su sede, buenísimo por cierto. Allí uno de los colaboradores de Toro o Nada, el gran Goyo Majolero, hizo entrega de unos libros de sus fiestas de Arganda a la Peña el Martillo. Que buena gente esta, que bonita esta decorada la sede, en un garaje, y no la falta detalle, las lámparas están hechas con cuernos de res, la puerta tienen una gran lámina adhesiva de toros en el campo, varias cabezas disecadas, la mayoría de las ventas. Y muchos cuadros, alguno de gran valor, como el parte médico de la cogida de Manolete o una entrada del día de la inauguración de las Ventas entre otras. No tuvimos que estar mucho para darnos cuenta de lo bien que se lo pasan, con sus canciones, anécdotas y curiosidades. Esta peña se recorre la península a visitar ganaderías, los hay muy taurinos y entendidos, que da gusto compartir un rato con ellos y otros que se les da muy bien el canto como a Saturnino. Les debemos otra visita con más tranquilidad. Gracias a la Peña el Martillo por el trato que nos hicieron.

Enhorabuena a los fotógrafos que han hecho estas instantáneas, Choncho, Goyo Majolero, Gurú y Toro o Nada.













































































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.