17 nov. 2014

Toro Jubilo Medinaceli 15/11/14

A Toro Riesgo!!!!

TORO JUBILO MEDINACELI 15/11/14

Hasta cuando un acto taurino que cuenta con todos los permisos va a ser boicoteado y los detractores de la fiesta salen airosos una y otra vez. El acto empezó con unos 45 minutos de retraso, porque un grupo de activistas se encadenaron al poste donde se amarra al toro. No fue suficiente con incitar anteriormente a un pueblo entero, insultarles, pasear libremente con pancartas alusivas en contra de los toros. Para más inri, se les permitió leer un escrito en el centro de la plaza, con la guardia civil custodiándolos. Y después se encadenan. Como puede ser que una manifestación de unas 70 personas, pueda pasear libremente por Medinaceli, insultar al pueblo, y llevar una cadena para esposarse. La concentración estaba anunciada anteriormente por las redes sociales, y de hecho había una presencia policial mayor de la habitual. Entonces porque después de los incidentes de Tordesillas, donde estos manifestantes llevaban clavos y gases lacrimógenos, no se les cachea para ver que llevan. Porque se les permitió la entrada a la plaza y después se les dejó encadenarse??? Con todo este circo, finalmente fueron arrestados 4 activistas por desórdenes públicos y otro por lesiones a agentes. También fueron denunciadas 51 personas. Dentro del comunicado que leyeron, dicen: "No es infrecuente que algunos toros terminen intentando poner fin a su sufrimiento lanzándose contra un muro o despeñándose, o acaben muriendo de un infarto por el estrés", si esto que mencionan ha ocurrido alguna vez, lo desconocemos. Con frases como esta y actuaciones como las vividas en Medinaceli, los pocos que hay en contra, pierden todos sus argumentos.

El toro del Jubilo de Medinaceli es actualmente el único toro embolado con fuego en Castilla y León, es una tradición de la Edad de Bronce, aunque el primer referente escrito data del 29 de septiembre de 1.559, cuando el rey Felipe II en su luna de miel acudió a Medinaceli con su tercera esposa (Isabel de Valois), y desde el balcón del Palacio Ducal presenció la tradición de embadurnar y embolar un toro con fuego cuando había hechos relevantes o tenían visitas de personajes ilustres ("Se encendieron muchas luminarias y se corrió un toro con husillos de fuego en los cuernos"). Por lo que en aquella época podía haber varias celebraciones de este tipo en un mismo año. Es a finales del XVIII cuando se hace el ritual en la noche del 13 de noviembre, festividad de los cinco mártires de los Cuerpos Santos, Arcadio, Probo, Pascasio, Eutiquiano y Paulino, cinco salmantinos martirizados en África y cuyos cuerpos llevaron a Medinaceli. Cuenta la leyenda que fueron transportados por un toro con unas teas encendidas con fuego en sus cuernos y llegaron el 13 de noviembre, es por eso esta la fecha elegida  y por lo que junto al toro se encienden cinco hogueras, en representación de los cinco Cuerpos Santos. Esta festividad empezó a celebrarse el 13 de noviembre de 1.610 y no se menciona ningún toro de fuego, aunque podría ser, ya que eran habituales.  Este toro en la antigüedad era sacrificado tras el rito y su carne era consumida por el pueblo para purificar y fortalecer sus cuerpos. Desde 1.979 se celebra en la medianoche del sábado más cercano al 13 de noviembre.

El toro que se usa no siempre es sacrificado, ya que ha habido toros que han repetido hasta en tres ocasiones este rito, por lo que se demuestra que no debe ser tan dañino como nos quieren hacer ver, ni se quedan ciegos.

El toro elegido este año era un utrero de la ganadería de Relancio de Gallur (Zaragoza), de nombre Islero y 503 kilos de peso y salió a la plaza a eso de las 0:15, cuarenta y cinco minutos más tarde de lo indicado y programado. Salió de corrales y se dirigió al poste, donde le embadurnaron desde las patas, la cara y el lomo, para que cualquier pequeña chipa que salte sea apagada inmediatamente. Después se colocan unas pequeñas estructuras metálicas en la testuz del animal y los cuernos con dos bolas que son impregnadas con una mezcla de aguarrás y azufre para que ardan. Esta estructura aleja lo suficiente y hacia arriba el fuego, por lo que el toro no lo ve, le ilumina simplemente. Por lo demás la luz volvió a ser la protagonista, junto con Islero y el rito volvió a celebrarse con normalidad después de los incidentes previos.

En la actualidad se esta intentando que la UNESCO reconozca esta tradición como patrimonio cultural inmaterial.
  


Fotos realizadas by Felipe Moreno y Leticia Taurina (Femada.net)











































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.