1 ago. 2013

Encierro Victoriano del Río 10/0713, Bajada de Telefonica 10/07/13

A Toro Riesgo!!!!



ENCIERRO VICTORIANO DEL RÍO. TELEFÓNICA. PAMPLONA 10/7/13

Dicen que al que madruga Dios le ayuda, pues eso nos pasó, entramos a la plaza casi los primeros, hicimos unas cuantas horas de espera en la cola y conseguimos un sitio privilegiado. Junto a nosotros gente que lleva muchos años en esto que nos trataron estupendamente. Una vez más agradecemos el trato que nos dan habitualmente a la gente de Toro o Nada.

Desde esta posición, desde las alturas se ve todo distinto, se aprecian más huecos. Vimos la complicada labor de la policía. Es difícil decir a gente que lleva 3 ó 4 horas en el vallado que tienen que dejar libre el primer vallado, hay muchos que están ebrios y esto es difícil. Dentro del recorrido los últimos rezagados se apuran a tomar su copa mientras la policía foral les invita a irse dirección al ayuntamiento, en sentido contrario al recorrido del encierro por la calle Estafeta. Comprobamos las reuniones previas de los efectivos de la Cruz Roja, que gran trabajo hacen. Simpre se dice que no te pille un toro, pero si lo tiene que hacer que sea en Pamplona. También se reúnen los pastores, salen todos juntos desde la plaza y van recorriendo el encierro al contrario que luego los toros, según van avanzando van siendo menos y es que cada uno va cogiendo su posición.

Como en ocasiones anteriores, a las 8:00 en punto, sonaba el cohete y salían los seis bueyes por delante y los toros negros pro detrás, casi no se oía el segundo cohete, el que avisa que están ya fuera, por el bullicio.

Los protagonistas son: Diamante, Esmerado, Jocundo, Valenciano, Empanado y Distante.

En la empinada calle de Santo Domingo, el número 52 empieza a tomar la delantera, llegando a la altura de los primeros corredores el primero, por el lado derecho y muy pegado al muro, muy pocos metros aguantan los mozos, por el lado izquierdo bueyes comandando, así que a verlos pasar intentando correr por el lateral por si dejan algún hueco. Difícil y peligroso, ya que los toros por este lado van mirando mucho, aunque sin hacer feos, tan solo se llevan por delante a un chico sin hacerle nada.

El 52 toma la cabeza de la manada y cruza la plaza consistorial en primer lugar, el mozo que intenta ponerse delante se cruza rápidamente quitándose del camino. La calle Mercaderes la hace también comandando la manada, llegando muy fuerte a la curva con Estafeta, teniendo que frenar y siendo el momento en que los mansos se ponen por delante recortando en la curva. En este punto un “turista” que había caído poco antes de llegar los toros por llevar los pantalones a lo Cantinflas, intenta levantarse, siendo arroyado por la manada, mostrando sus coloridos interiores.

El inicio de Estafeta es rápido, los toros van entre la pared derecha y los mansos, sin dejar hueco y esquivando a los “espectadores”, hasta el momento no se han dejado hacer prácticamente carreras. A mediados de la Estafeta se ve algún intento, incluso hay un corredor que se agarra del lomo del toro para no poder caer y va unos metros colgado del mismo. Las caras de velocidad y rostros desencajados son la tónica del encierro hasta el momento. Muy arropados por los mansos, no se dejaron ver los victorianos.

Desde nuestra posición vemos perfectamente como el toro 44 pierde un momento las manos y cae al suelo, perdiendo la estela de los hermanos, aunque se levanta rápidamente e inicia la carrera sin desorientarse. Los hermanos siguen por delante sin esperar, muy arropados por tres mansos formando un abanico, como los ciclistas, para abrirse más fácilmente camino entre la multitud. Los cinco toros van muy apelotonados, casi sacando la cara por encima del toro que les precede.

El último toro se levanta y sigue de cerca a los toros compañeros de camada. Apreciamos como un “turista” con una cámara en la cabeza es arroyado por este toro justo en la entrada a la plaza. Vemos todavía mucho movimiento de gente que corre despavorida, sin mirar atrás, y es que faltan aún dos mansos por llegar.

Ya en la plaza entran los seis toros juntos con cinco mansos por delante y otro cerrando y parando el crono en un tiempo record de 2:13. Que hubiese pasado si el cabestro más rápido, el que falleció el día anterior hubiese guiado a estos toros preparados para el sprint, a buen seguro hubiesen hecho un tiempo de record.

Muchos empujones, caídas provocadas por la gran velocidad de los animales, golpes, pero sin cornadas, tan solo tres traslados, y es que los victorianos además de ser rápidos suelen ser limpios.

Comentar el enorme trabajo que hace la policía, poco más pueden hacer, y aún así se ve a chinos cruzando a las 7:58 con maletas por el ayuntamiento o lo que es peor, a una familia con los hijos de unos 7-8 años dentro del recorrido en la cuesta de Santo Domingo negándose a salir de él porque dicen que han venido desde muy lejos (EEUU) a ver el encierro. Esto sucedió a las 7:53 y finalmente la policía consiguió que la mujer con los dos hijos abandonase el recorrido, quedándose el hombre que a tenor de lo visto poco sabía, pero como decía la policía, que no yendo borracho, que ellos no podían retirarle, que ya le habían invitado a irse…Esperemos que el ayuntamiento empiece a tomar cartas en el asunto, porque sino un año va a lamentar algo muy serio. Recordemos que la UE quiere prohibir los encierros de toros, y con ejemplos como estos terminará consiguiéndolo.


Fotografías por El Gurú






































Siguenos en Twitter:

@ATORORIESGO

Página En Facebook:

Toro O Nada

Tuenti:

Toro O. Nada

Si tienes cualquier comentario que hacernos, no dudes en:

toroonada@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.