7 nov. 2013

Encierro Brihuega 19/10/13 Goyo

A Toro Riesgo!!!!

ENCIERRO BRIHUEGA 19/10/13 by Goyo

Como gustan los toros en esta zona de la alcarria. Aquí es tradición correrlos, pero poco a poco van ganando los rodadores y recortadores, que los rompen en cualquier sitio, y más aquí que lo que se intenta es que estén tiempo en la calle y usarlos al día siguiente. En Guadalajara hay muy buenos encierros, y unos de los más conocidos son los de Brihuega, principalmente por los del 16 de agosto.

Como es habitual se soltaron un par de vaquillas antes del encierro para ir fomentando la afición, y después la tradicional orquesta, la banda de música municipal, tocando el "Parapachumba", que es el pasodoble "Sangre Torera", recorrieron la parte alta del recorrido, con salida y llegada desde el ayuntamiento.

Cerca de las seis sonaron los tres cohetes que daban comienzo al encierro. En Brihuega siempre hay mucha expectación, se espera impaciente la llegada de los toros a la plaza del ayuntamiento. Es mucha la gente que llena la barbacana, los peldaños de la farola, se sitúan bajo los soportales, en las ventanas y balcones. Los corredores esperan la mayoría en Nuestra Señora de la Peña, y otros en la calle de los rosales, la calle Mayor.

Salieron cuatro utreros de Sandra Sopeña, más bien pequeños para lo que nos tiene acostumbrados Brihuega, quizás la crisis afecta, o estos años atrás la selección de los utreros en presencia era mejor. Se sueltan utreros, porque aunque el reglamento se cambió este verano y se tiene plaza fija, no es un encierro directo a la plaza, sino que se considera una suelta de reses por las calles, y por lo tanto tienen que ser utreros. Lástima que en un pueblo donde lo que se quiere son encierros continuos, y no una suelta en la que se ruede o recorte al toro, no puedan utilizar el reglamento como encierro.

Los novillos tuvieron mucho movimiento, en una de las primeras carreras un novillo arroyó a dos corredores, sin más consecuencias que el golpe por la aparatosa caída. Poco a poco se fueron apagando y se emplazaron en los soportales. Como curiosidad un hombre subido en el pilar del ayuntamiento estuvo mucho tiempo subido hasta que le pudieron quitar al novillo de en medio.

Se jugó con los novillos intentando que suba los peldaños de la farola de la plaza, y que rodaran los soportales del ayuntamiento. Lástima que se les ruede tanto porque hace que se cansen más de lo debido. Tres de los utreros tenían heridas en las pezuñas y la parte baja de la muñeca.
  

Fotos realizadas by Goyo.







































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.