12 nov. 2013

Encierro Onda 25/10/13

A Toro Riesgo!!!!

ENCIERRO ONDA 25/10/13

Onda se esta convirtiendo poco a poco en el cierre de temporada para muchos, al  menos como punto de encuentro de amigos para despedir la temporada encierruna.  Se puede juntar fiesta con toros. Los encierros son a las 12 de la mañana, y no hace falta llegar una hora antes como en Pamplona, lo que permite que se pueda salir un poquito por la noche. Ya que el resto del día hay toros. Después del encierro se prueban dos toros, se descansa un par de horas para comer y se sueltan los otros cuatro del encierro. Eso si no se prueban alguno de una peña. A continuación se embolan un par de toros y descanso para la cena y a embolar el resto después de cenar. Hay orquestas en varios puntos de la ciudad, y las peñas son muy hospitalarias. A esto tenemos que sumar la buena presencia de los toros, aunque esto es algo que ha decaído un poco. Todo esto hace que los amigos de diferentes partes se reúnan para despedir la temporada.

El encierro consta de cuatro partes diferenciadas. Los corrales de suelta están en la Calle Camino de Castellón, en un sobreancho a la altura de la calle Monssén Martí. Recorren toda esta primera parte libre de gente. La segunda zona es la Plaza de San Roque, donde están las primeras talanqueras con carteles avisando que no se puede subir la gente, que son para conducir el ganado, entrando en una zona con cadafales a los dos lados y una curva a la derecha para entrar en la calle San Miguel. En esta zona se saca continuamente la mano llamando la atención del toro. La siguiente parte empieza en la Calle San Miguel, calle larga, sin talanqueras en los lados, donde muchos corren para cruzar en el ayuntamiento a la plaza del Pla y hacer la parte final del recorrido, y se llega a la zona más técnica y bonita de la manga, una ligera curva a izquierdas, un estrechamiento en la calle de la Verge y una doble curva de 90º a la izquierda. Ya en la calle Ecce-Hommo con una primera zona muy estrecha y luego se duplica la calle, para entrar en la plaza del Plá con talanqueras a ambos lados. Esta es sin duda la zona más tradicional de encierro, donde se tienen las mayores sensaciones. La última parte del recorrido por la calle de Calatrava va entre cadafales hasta los toriles.

Como es tradicional, a las 11:50 suena un cohete, a las 11:55 suenan dos y a las 12:00 se oyen los tres cohetes anunciadores del inicio del encierro. Muchos son los que se agolpan en las ventanas y terrazas para ver por la televisión el inicio del encierro. Y lo que se ve es penoso. Cuatro toros de Jandilla salen por delante junto a los mansos, mientras que dos se quedan en los corrales. Al rato salen haciendo el encierro a su aire. Mientras tanto la torada de cabeza es citada una y otra vez en repetidas ocasiones desde las talanqueras, incluso son recortados en pleno encierro, cruzándose a otros corredores.

En la calle Virgen del Carmen se adelanta Hidalgo, el toro jabonero, siguen los bueyes junto a otros tres toros. En la curva con Ecce Homo uno de los toros se da la vuelta, volteando a un pastor al intentarle poner de nuevo en la trayectoria correcta. El jabonero continúa su carrera hasta la plaza sin hacer feos a nadie, y detrás van dos toros muy arropados entre los mansos.

Por detrás faltan tres toros, Ironía, un toro castaño y otros dos toros negros. El castaño llegó hasta el Raval y los pastores en vez de conducirlo hacia los corrales se limitaban a que nadie llamase por detrás haciendo barrera. Mientras los otros dos toros llegaban al Plá, donde se vivían momentos de angustia. Todos entienden que las talanqueras que se colocan NO son para espectadores, pero es típico que estén abajo, en la arena mirando la pantalla gigante y cuando están relativamente cerca se suban. Si sumamos que dos toros se quedaron en esa zona, dándose la vuelta, siendo rodados en varias ocasiones, y que el público poco a poco va llegando cada vez más a esta zona, sucede que al darse la vuelta el toro todos se quieran subir a estas talanqueras que ya tienen de por sí demasiada gente al subirse antes. Esto debería controlarlo la policía durante el encierro, no antes como hacen ahora, de lo contrarío puede pasar que caiga alguien por la parte de atrás de este vallado.

Al rato y como no podía pasar otra cosa, Ironía salió del Raval hacia el Pla, embistiendo a uno de los toros y empezándose a pelear, este toro ya venía cojo. Ironía ya había entrado en los corrales, pero salió junto a un manso dirigiéndose al Pla. El toro negro quedó muy mal herido, siendo corneado en varias ocasiones por sus hermanos. Cinco de los toros tardaron unos diez minutos en entrar, mientras el último entró a los veinte tirado por la cuerda. Mientras el toro estaba malamente en el suelo, el director de lidia dando unas indicaciones, los pastores otras y reconocidos y veteranos corredores dando su opinión. 

En fin, un despropósito de encierro, que demuestra que no estaban muy estudiadas las cosas.

Decir que al día siguiente tomaron nota y muchas de estas cositas se vieron mejoría.


Fotos realizadas by Femada.






































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.