10 feb. 2015

Encierro Valdemorillo y homenaje a David 8/2/15. Recta entrada plaza

A Toro Riesgo!!!!

ENCIERRO VALDEMORILLO Y HOMENAJE A DAVID MORATILLA 8/2/15
Todavía con las lagrimas en el corazón, nos vais a permitir empezar esta crónica por el final. Este 8 de febrero lo recordaremos por ser el día en el que el mundo taurino se unió para rendir un merecido homenaje a nuestro amigo y compañero José David López Moratilla. Varios han sido los amigos que hicieron posible que se realizara el homenaje, pero desde luego sin la ayuda y colaboración del ayuntamiento, con la alcaldesa Pilar y la concejala Carmen, la empresa taurina con Tomás y Judiht, director de festejos Alfonso, organizadores de encierros, torilero y aficionados, esto no hubiese sido posible. Desde esta página os damos las gracias a todos, como también al ayuntamiento de Illana, localidad donde sucedió la trágica cogida, que han tenido representantes en el homenaje. David decía que en otra vida le gustaría ser toro, para ganarse en una plaza los aplausos del público, eso hicimos David, correr por ti, recordarte y una plaza llena en pie aplaudirte.
Para el encierro que mejor que una ganadería que tanto le gustaba a David, la de Cebada Gago, esa que tantas veces has corrido en Pamplona, con esa mezcla de Núñez, Jandilla y Torrestrella, ganadería que pasta en "La Zorrera", en Medina Sidonia (Cádiz). Seis hermosos toros bajaron del camión, con peso, no bajó el toro estrella, un toro burraco precioso de capa y hechuras, una lástima, tampoco había ninguno castaño, tan típicos de los cebadas, muy parejos, con pesos entre 480 y 530 kilos. Los toros protagonistas fueron:
Justiciero, número 223, de 520 kilos, nacido en 10/09.
Olivito, número 5, de 510 kilos, nacido en 01/10.
Gallinero, número 4, de 530 kilos, nacido en 03/10.
Vocero, número 17, de 480 kilos, nacido en 02/11.
Juncal III, número 58, de 500 kilos, nacido en 04/10.
Cachondito. número 1, de 510 kilos, nacido en 10/09.
El encierro fue vibrante, con dos toros por delante casi todo el recorrido, los buenos bueyes de Guadarrama, esta vez se dejaron ganar la partida. Los mansos salieron haciendo su trabajo, arropando perfectamente a los bravos, con tres bueyes por delante. Pero en las duras rampas de la calle Real, casi terminándola, Olivito empezaba a comandar el encierro. Poco a poco se iba distanciando e iba creando peligro. No solo sacaba la cara, sino que tiraba el derrote. No hubo cornadas ni cogidas, pero cerca estuvieron. Los cebadas con Olivito a la cabeza demostraban que de la casta que estaban hechos. El primer momento de peligro se vivió en la calle La Oliva, cuando un mozo le da tiempo justo a levantar los pies en las talanqueras ante la embestida de Olivito, girando la cara a la izquierda, llegando a levantar las dos manos del suelo. Poco después se cruza la calle de izquierda a derecha a por dos experimentados corredores, los cuales con la experiencia acumulada se retiran bien. El toro sigue por ese lado del vallado, el cuál esta repleto de gente que no corre y no permite a los que corren subirse, saliendo estos rebotados de nuevo al centro de la calle, así pasan pitones rozando a varios mozos, al salir estos rebotados de las talanqueras del lado derecho de la calle. En la última zona de subida muy buena carrera de otro buen corredor, con gorro y con zapatos no aptos para correr un encierro, aún así buenísima carrera. El encierro sigue, casi todos van dejando pasar a Olivito, que va solo, buscando, serpenteando, ganando metros y con peligro, con mucho peligro. Mientras su hermano, el que va en sexto lugar Cachondito, acuna a otro mozo en el mismo sitio que antes rozo con el pitón derecho Olivito. Ahora la manada la comanda Gallinero, con los seis bueyes y Justiciero, Vocero y Juncal muy hermanados y cerrando Olivito que va sacando la cara, parece que quiere rematar lo que dejan a su paso sus hermanos.

Empieza la bajada y hay más corredores que se retiran, dejando pasar a Olivito, pero por detrás Gallinero no le va a la zaga a los hermanos y tira un derrote a uno de los mejores corredores de España, el cuál tiene que tirarse al suelo, con grandes reflejos pese a su veteranía. Llegan a la curva y pese a que se ha abierto más este año, han hecho un buen trabajo adaptando la curva, el ir los toros por delante, ser en bajada y no conocerse el recorrido, hace que los astados den violentamente el el vallado, llegando uno de ellos a tirar a una señora de este. En la calle La Tejera mucha gente corriendo (como en casi todo el recorrido), y para no ser menos, el peligro se volvió a vivir cuando Olivito se dio la vuelta en la última curva antes de entrar al callejón de la plaza. Peleándose con su hermano justo en la entrada de la plaza. Así llegó la manada al ruedo, toda compacta y directa a toriles.

Después se soltó un utrero junto a dos bueyes, también se vivieron momentos de peligro, como cuando en la calle La Oliva un mozo es arroyado por los bueyes al ir midiendo al novillo, cayendo al suelo y tirándole un derrote el novillo, que por suerte cayó muy cerca del novillo, y con la velocidad de este pasó de largo. Antes un corredor rebotó en los espectadores de pie de talanquera, en aquellos que ven pasar el encierro desde el suelo y que cuando están llegando los toros se suben sacando el culo, la pierna, las manos, para llamar la atención del astado, y no se dan cuenta que los corredores van mirando hacia atrás y no les ven, y que con su actitud, además de poder dar un golpe a algún corredor, pueden sacar al novillo de la línea que lleva, echándoselo encima al mozo que se está quitando. Pues a ese corredor le pasaron las dos cosas, salió rebotado hacia el centro de la calle y el novillo se dirigía hacia la talanquera porque era citado desde ella, encontrándoselo de cara, por suerte, con buenos reflejos y temple, consiguió a última hora quebrar al novillo. Este novillo, antes de entrar en toriles dio el último susto, a uno de los mejores quebradores, sobre todo de rodillas, al ir a saltar al callejón, el novillo le siguió y le metió la cara arriba, llegándole a tocar por el interior del muslo derecho.

Vino luego la última carrera de esta feria 2.015, la más limpia del día. como es habitual intentaron dar la vuelta en la primera curva del recorrido sin éxito, hermanándose a los bueyes durante todo el recorrido. Se guardó rápidamente al utrero en los toriles, algo inusual en Valdemorillo, pero la ocasión lo requería. Día de emociones, de grandísimas carreras, de sustos, de uys, con las calles llenas de gente, tanto corredores como espectadores, con la camiseta conmemorativa de David, con el lema de Torero y Poeta y David va por ti. Fueron muchos los que quisieron recordar a David portando la camiseta y haciendo una carrera por él a una de las ganaderías que más le gustaban. Había camisetas blancas por todo el recorrido, que cuando acabaron los tres encierros llenaron las gradas y el ruedo de la Plaza de Toros de La Candelaria. Aquí, en este bello pueblo serrano, se rindió su homenaje. Se leyó un escrito que nos recordaba quien era David, lo que escribía, lo que le ocurrió y como sentía a este apasionante animal, EL TORO. Se guardo un respetuoso minuto de silencio, 70 segundos duró un silencio sepulcral, un tiempo en el que la plaza en pie y unos acordes musicales de fondo, daban el adios a David. Pasado ese tiempo, la plaza rompió a aplaudir, como te hubiese gustado si fueses toro. Tus amigos depositaron un ramo de flores en la puerta de toriles y se espero a que saliese el primero de capea. Como no, uno de tus amigos y tocayo tuyo intentó recibir al novillo, por desgracia este no le hizo caso, pero sí que respeto tus flores, el novillo las miró, y como si supiese, las saltó agachando la cabeza en señal de respeto.

La capea poco que decir, no se guardaron los tiempos, se agobió a los animales desde salida. Los maletillas salieron ya en la primera vuelta al ruedo del novillo a pararle con muletas y capotes. Los recortadores le querían todos para ellos, así ni el amigo de David pudo recibir al novillo, ni uno de los mejores saltadores le pudo saltar, ni duró el animal. Como no respetemos los tiempos y demos aire a los novillos mal vamos. Como dicen en la zona levantina: "dejarle fumar" que coja aire.

En estos días de feria había una bonita exposición de cuadros taurinos realizados por Paco Sanz. El realismo de sus cuadros es extraordinario, pueden visitarse sus obras en: www.pintorpacosanz.com

David va por ti.

Torero y Poeta

Fotos realizadas by Espartosa




























































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.