17 oct. 2012

Encierro Boadilla 7 de octubre de 2.012

A Toro Riesgo!!!!


Encierro Boadilla 7 de octubre de 2.012.

En el segundo día de encierros había menos gente, aún así se vivía un gran ambiente. Al igual que el día anterior se soltaban 3 utreros de uno en uno con tres cabestros a las diez de la mañana. La primera suelta fue rapidísima con el novillo a gran velocidad, la segunda parecía un calco de la primera, pero al final de la recta el astado fue hacia el lado derecho, encontrándose la curva y frenando bastante, hecho que propicio que se agrupara con los mansos y fuese así hasta la plaza. El último de los encierros trajo primeramente a los mansos y luego vino el bravo, con un trote muy templado.

Después en la plaza, soltaron los tres utreros del encierro de uno en uno, viendo fantásticos saltos, quiebros, rodadas, recortes, etc. También torearon varios mozos, entre ellos el Zanahorio, muy buenos los novillos, embistiendo una y otra vez, incluso un hombre mayor se atrevió a dar unos muletazos.

Un sol espléndido, magnifica mañana, nos lo pasamos muy bien.

Como resumen y después de dos días de encierros, destacar la buena organización, sobre todo en la plaza. Muy bueno el ganado, dando mucho juego sobre todo en la plaza.
Creemos que para hacer más vistoso el encierro, este se debería hacer en sentido inverso, poniendo el corral de suelta en la rotonda cercana a la plaza, subir por el Paseo Madrid, hacer el doble giro a derechas en la Ronda San Babiles, posteriormente afrontar la recta de la calle García Noblejas, sin vallado en los laterales, girar al fondo de la calle a la derecha, bajar nuevamente hacia el Paseo Madrid, sin vallado en el lado derecho, afrontar la recta del Paseo Madrid y entrar en diagonal a través de la rotonda hasta la plaza. Con este recorrido en el que se hace prácticamente una vuelta a la manzana, serviría para que en el primer tramo fuesen los animales adaptándose al recorrido, y una vez giraran la primera curva y con la recta se encontrasen los primeros corredores, con calle suficiente para correr, y con anchura para poder salir de la carrera. El último tramo del Paseo Madrid y la entrada a la plaza sería el de las carreras más ajustadas, ya que los animales vendrían más templados por las diferentes curvas que habrían hecho y por la distancia del recorrido. Desde luego lo que debe evitarse es la estrechez actual de la calle Gª Noblejas, ya que entre la poca distancia entre vallados, sumamos a la gente que se queda de observadora en el recorrido (un metro por lado), la calle se ve muy reducida, imposibilitando que pueda ir una manada.













































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.