16 may. 2014

Clase Práctica en Talavera de la Reina

A Toro Riesgo!!!!

CLASE PRÁCTICA ALUMNOS ESCUELA TAURINA DOMINGO ORTEGA 27/4/14

Este año en Toledo las cosas se están haciendo francamente bien, y es que se nota el apoyo que tienen los jóvenes alumnos de la escuela taurina, ya que este año el diputado de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación de Toledo, Julián Morales, se ha volcado con la difusión de este tipo de festejos, prometiendo llevarlo a bastantes pueblos de la provincia. Así el pasado sábado 21 de abril a las cinco en punto de la tarde hacían el paseíllo cinco alumnos de la Escuela de Tauromaquia en la longeva Plaza de Toros "La Caprichosa" de Talavera de la Reina. No se tiene certeza de la inauguración de la plaza, sí que se sabe que fue cuadrada y que estaba adosada a la iglesia de Nuestra Señora del Prado, de ahí su primer nombre. Posteriormente fue rehabilitada e inaugurada el 29 de septiembre de 1.890 toreando "El Gallo" y "Jarana" seis toros de Enrique Salamanca. Pero por lo que realmente es famosa la bonita y coqueta plaza de Talavera es por perder allí la vida el diestro José Gómez "Joselito" el 16 de mayo de 1.920 por el toro "Bailaor" de la cercana ganadería de la Viuda de Ortega. Cuentan las crónicas que Joselito era de esos toreros que realizaban las diversas suertes del toreo, entre ellas el salto de la garrocha, que tan popularmente están volviendo a poner en práctica en los festejos populares. Por aquel entonces tan solo se realizaba una vez por astado, ya que los toros aprendían mucho y no era aconsejable realizarlo en más ocasiones. Aquel día en el palco de honor se encontraba la Reina Victoria Eugenia, esposa del Rey Alfonso XIII, que estando distraída en el momento del salto, solicitó a Joselito que lo repitiese para que pudiese observarlo. Se acercó Joselito, poniéndose frente al palco y dijo: "Sepa señora que si lo repito me juego la vida, pero lo haré por usted". Y así fue, el toro derrotó hacía arriba, rozando al diestro, perdiendo este el control y cayendo al suelo a merced del astado, el cual lo remató, abriéndole el abdomen. Cuentan que Joselito al ver sus tripas por fuera sufrió un infarto al corazón perdiendo la vida en ese preciso instante. Desde entonces cada tarde de 16 de mayo se guarda un emotivo minuto de silencio.

El carácter gratuito y la afamada tradición torista en Talavera hizo que hubiese una muy buena entrada, con unos 5.000 espectadores en una plaza en la que cuenta con un aforo de 8.600, está muy bien, en la sombra era complicado coger sitio. Daba gusto ver los tendidos de la plaza y ver como apoyan el fomento de los valores que adquieren los alumnos de la escuela. Cinco fueron los alumnos que estoquearon a los cinco becerros, el paseíllo lo integraban 20 alumnos, aunque dos de ellos al ser tan jóvenes no pudieron participar en el evento, tan solo realizaron el paseíllo y dieron una vuelta al ruedo. Los alumnos que dieron muerte a las reses fueron: Raúl Heredero, Juan Herrero, Rafael González, Javier Gallardo y Aarón Rodríguez.

Los becerros fueron buenos, sin hacer feos, y los alumnos demostraron que apreden rápido, tuvieron varios fallos, pero para eso son estas clases, para poner en práctica lo que aprenden en el toreo de salón. Se pudo apreciar el buen manejo del capote, toreando incluso al alimón, recibiendo a puerta gayola, o unas templadas verónicas levantando el capote para que el becerro no acuse desde el principio el cansancio de bajarle la mano. Los chavales sobre todo demostraron valentía, que es lo primero que tienen que tener, no se echaron atrás a la hora de entrar a matar, la primera vez para alguno de ellos, haciéndolo bastante bien, y eso que al ser tan pequeños los becerros es más complicado encontrar el hueco, pero se ve que han hecho muchas horas entrando a matar en el carretón.
La Escuela en la actualidad se encuentra en la Plaza de la Merced nº4 de Toledo, y cuenta con unos 20 alumnos. El director es Manuel Gómez Manzanilla y el maestro Joselito de Vega colabora en las labores de los chavales. Aquí se les prepara físicamente, se les dan clases de toreo de salón, se les enseña el reglamento taurino y aprenden de la historia del toreo. Este año además de realizar los tentaderos en las diferentes ganaderías de la provincia, van a realizar unas 25 clases prácticas por las plazas de los pueblos. En cada clase práctica, la diputación da 1.000 € para cubrir los gastos derivados de la lidia de las reses, mientras que los ayuntamientos deben ceder la plaza con el personal necesario, enfermería, médicos, veterinarios, seguro de responsabilidad civil y demás permisos. Con esta cooperación entre la Diputación, a través de Julián Morales y los ayuntamientos, pueden promover el arte de la tauromaquia, declarada bien de interés cultural en Castilla la Mancha desde 2.011. que todo sea por la fiesta. Desde aquí debemos aplaudir que sigan quedando políticos que apuesten firmemente por la cultura de los toros, y que no sean únicamente palabras para ganar unos cuantos votos.


Fotos realizadas by Alvarito



























































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.