15 may. 2013

Encierro Ambite 11/5/13

A Toro Riesgo!!!!


ENCIERRO AMBITE 11/5/13

Nos dirigimos por primera vez al encierro de la localidad madrileña de Ambite, pequeña localidad de apenas 600 habitantes. En sus fiestas patronales contaban con un único día de toros, por la mañana el encierro al que asistimos con su correspondiente capea y por la tarde una novillada con los jóvenes promesas Javier Prado y David González, y como sobresaliente Juan Antonio Romero.

El recorrido del encierro es corto, el corral de suelta esta junto a la Cruz de Ambite y recorre la Calle Comandante Juan Ángel, calle muy estrecha y sin vallado en los lados. Llega hasta la iglesia de la Asunción, donde gira a la izquierda para entrar en la peculiar plaza de toros de Ambite, situada en la Plaza del Caudillo. Seguramente Ambite pueda sacar la plaza a las afueras del pueblo y montar una portátil, pero prefieren conservar las costumbres y se instala una de barrotes, ganando todo el espacio posible, de forma poligonal y alargada, con vallado de barrotes verticales y sin graderío. Los chiqueros son un par de contenedores para ganar el máximo espacio posible.

El espacio con el que se cuenta es poco, no hay muelle de descarga, pero, la voluntad por hacer un festejo popular es muy grande. Cuando llega el camión suelta desde el principio del recorrido a los mansos, y estos recorren el pequeño trayecto hasta la plaza, para “enseñarlos” el recorrido, cosas de normativas. Se les mete en los corrales y de vuelta al camión a por el primer utrero. En total se soltaron tres utreros de diferentes pelajes y cornamentas. El primero, el más bonito, un novillo colorado herrado con el número 3 hizo el recorrido por detrás de los mansos y entro a los chiqueros. Después fue el turno del número 2, utrero gacho, que al igual que el anterior fue por detrás de los bueyes, costo que entrase en toriles. El último era el de menos peso pero el que tenía más cara, novillo negro playero herrado con el 104.

Después del encierro de los tres utreros y dicho lo del muelle de descarga, se soltaron dos becerras por el recorrido del encierro para la posterior capea, de ahí que no había espacio para todos los animales y hacer los apartados, se sacaron a los cabestros hasta el camión.

Luego asistimos a la capea, de los tres utreros y las dos becerras. Muy entretenida, vimos desde las alturas como los recortadores rodilla en tierra comentaban el encierro, incluso dibujaban en el albero posiciones para clarificar sus expresiones. Se respetó en todo momento a los animales, dándoles su espacio y que respirasen. Entre los participantes colaboraban y no hubo pitos cuando algún valiente cogió la muleta o capote y se puso a torear. Estamos cansados de ver como se les pita a los antiguamente llamados maletillas por muchos sitios, siendo parte fundamental de las capeas. Pues aquí por suerte se les respetó, incluso se aplaudió la actuación. Soltaron los tres novillos por orden inverso al encierro, siendo la lidia de los tres muy similar, dando juego y con movimiento, primeramente se les rodaba, recortaba, quebraba y saltaba para posteriormente torearlos con capote. Al segundo, el novillo brocho se le dio un salto mortal hacia delante y se le toreo también con la muleta con muy buenas maneras, colándose algo por el pitón derecho. Este número 2 no quería entrar en toriles, y como no estaban ya los cabestros se tuvo que utilizar la soga para poder enchiquerarlo. El último salió muy fuerte y se le templo con el capote, iba muy bien a los cites con chaquetas, teniendo mucho recorrido. Se le recortó muy poco. Costó muchísimo encerrarle nuevamente, pese a los varios intentos del director de lidia (muy bien en su papel) y dejándolo varias veces a las puertas de toriles, no había manera, finalmente y estando en el suelo se le puso la soga y se enchiquero.

Por último se soltaron dos becerras que se colaban entre los barrotes, hubo muchos revolcones y risas con las vaquillas, que sacaban de la plaza a empujones a los mozos, estas serán muy jóvenes y apenas tenían fuerzas, pero, lo suficiente para crear un ambiente propicio para el disfrute de todos.

Felicitamos al ayuntamiento de Ambite por seguir con sus tradiciones, por acogernos de esa manera tan especial con la que nos acogieron, con el alcalde D. Antonio Villarta a la cabeza, nos facilitaron todo lo que estuvo en sus manos. Es de agradecer que los pueblos pequeños se vuelquen de la manera que lo hacen, que ayuden y colaboren con los medios pequeños como nosotros que lo único que intentamos es fomentar y difundir el festejo popular. Para que haya toros en el futuro, se tiene que cuidar la base y respetar las tradiciones, cosa que el ayuntamiento de Ambite hace perfectamente.
Damos las gracias al pueblo de Ambite por la mañana tan buena que nos hicieron pasar, por respetar a los demás, por colaborar, en definitiva por ser buena gente. lástima que el presupuesto municipal de únicamente para un día de toros.






























































































2 comentarios:

  1. Como habitante de Ambite,estoy muy orgullosa y agradecida de los comentarios y fotografías que por vuestra parte habéis realizado.Un trabajo bonito y muy taurino como a mi me gusta y más si es de mi pueblo. Muchas gracias por vuestras buenas palabras y os esperamos el próximo año. Un saludo. Patricia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Patricia, se nos trato muy bien. Intentamos retratar y describir lo que vemos. También pretendemos hacer críticas constructivas que sirvan a los diferentes ayuntamientos para saber lo que hacen y bien y no también.

      Saludos

      Eliminar

Gracias por su comentario.